fbpx
Portada » Finanzas » SAT » La evolución de la firma electrónica para facilitar el cumplimiento fiscal digital
SAT

La evolución de la firma electrónica para facilitar el cumplimiento fiscal digital

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha profundizado desde 2013 la digitalización de los servicios que a través del portal de internet ofrece, buscando ampliar y facilitar el acceso a los servicios públicos así como el cumplimiento de los contribuyentes a través de medios electrónicos.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha profundizado desde 2013 la digitalización de los servicios que a través del portal de internet ofrece, buscando ampliar y facilitar el acceso a los servicios públicos así como el cumplimiento de los contribuyentes a través de medios electrónicos.

Para cristalizar este esfuerzo era necesario desarrollar novedosos mecanismos que permitieran identificar a los usuarios de estos servicios y vincular al contribuyente con los trámites digitales que presenta a través del Portal de Internet.

Lo anterior, a fin de llevar el acceso a los servicios que ofrece el SAT a cualquier lugar en donde se cuente con un equipo con acceso a Internet; sin embargo, para que este esfuerzo pudiera desarrollarse plenamente y aprovechar todo el potencial que ofrecen las tecnologías de informática y telecomunicaciones, especialmente Internet, era necesario desarrollar mecanismos de seguridad que permitieran identificar a los usuarios de estos servicios, esto es, garantizar tanto en términos jurídicos como tecnológicos, la autoría, integridad y no repudio en los trámites y servicios prestados y atendidos vía Internet.

En 2004, como parte de una tendencia mundial y ante el crecimiento de las redes de comunicación y la posibilidad de llevar a cabo trámites electrónicos a través de Internet, se logra el reconocimiento legal a través del Código Fiscal de la Federación a la Firma Electrónica Avanzada, una herramienta informática que el citado código reconoce como equivalente legal y funcional a la firma autógrafa, esto permite que con uso realizar transacciones electrónicas con la autoridad fiscal de forma segura, confiable y con pleno reconocimiento legal.

Cada Firma Electrónica Avanzada emitida por el SAT está sustentada en un sólido y riguroso proceso de verificación de la identidad de la persona que es su titular, realidad física y legal de su existencia y consistencia de sus datos de identidad y capacidad.

Gracias a sus características tecnológicas y sustento legal, con la Firma Electrónica Avanzada es posible identificar al autor de un mensaje electrónico, así como comprobar que el mensaje recibido no haya sido alterado.

Además, su uso contribuye a la disminución de la necesidad de que los contribuyentes deban desplazarse físicamente a las oficinas del SAT para realizar trámites o solicitar un servicio, esto da como resultado la reducción de costos de servicio, ahorros en tiempo de los contribuyentes así como papel, consumibles y almacenamiento de documentos.

El uso de la Firma Electrónica Avanzada no se ha limitado a trámites digitales tributarios, se ha extendido a la Administración Pública Federal teniendo como marco la Ley de Firma Electrónica Avanzada publicada el 11 de enero de 2012, y a través de acuerdos y reconocimiento legal, también amplía su aplicación a las 32 entidades de la República.

El SAT continúa con los esquemas de transformación e innovación tecnológica, un ejemplo de ello es en la última semana de diciembre 2015 donde puso a disposición de las personas físicas que cuentan con firma electrónica avanzada la e.firma portable, esquema que permitirá autenticar y autorizar trámites y servicios a través de la generación de claves dinámicas en los dispositivos móviles, lo cual beneficia al ciudadano al darle fácil acceso a las aplicaciones del SAT de manera segura.

La implementación de la Firma Electrónica Avanzada en el SAT ha sido el detonador de la explosión en el desarrollo y prestación de servicios y trámites electrónicos a través de Internet, mismos que incluyen, entre otros:

  • Inscripción el RFC a través de Internet usando la CURP.
  • Avisos al RFC.
  • Declaraciones y pagos de impuestos.
  • Consulta directa y en cualquier momento de la situación fiscal y de cumplimiento de obligaciones.
  • Envío y recepción de comunicaciones seguras con la autoridad vía Internet, Buzón Tributario.
  • Envío de reportes de contabilidad electrónica, en lugar de presentar físicamente papel y revisiones en oficinas de los contribuyentes.
  • Emisión y recepción de comprobantes fiscales digitales y su integración natural a los procesos administrativos informatizados de las empresas.
  • Cumplimiento de obligaciones fiscales a través de documentos electrónicos y usando Prestadores de Servicios de Certificación de Recepción (trámites que se envían y reciben directamente entre las computadoras).

Hasta el mes de octubre de 2015 se cuenta con 7.6 millones de Firmas Electrónicas de Personas Físicas, siendo el SAT una de las Autoridades Certificadoras más grandes del mundo; se estima que para el periodo del primero de enero al 31 de diciembre de 2016 se generarán más de 1.5 millones de certificados nuevos para contribuyentes que se encuentran obligados a la emisión de facturas electrónicas o requieran utilizar los servicios que ofrecen las dependencias del Gobierno de la República, entidades federativas y municipios.

Comentarios

Acerca del Autor

VTE

VTE

Con Vive tu Empresa podrás enterarte de las novedades y temas actuales del medio empresarial y de negocios, de forma sencilla, entretenida y rápida. Escribimos para ti.

Agregar Comentario

Clic aquí para comentar