fbpx
Portada » Tiempo libre » Cultura » Exposición: Mente en movimiento, ilusiones ópticas
Cultura

Exposición: Mente en movimiento, ilusiones ópticas

Irene Zundel es una artista mexicana que desde los años noventa ha tenido gran presencia en  el mundo del arte.

Dónde: Antigua Sede del Senado de la República (Xicoténcatl 9, Col. Centro)
Cuándo: hasta el 25 de agosto de martes a domingo de 10:00 a 18:00
Entrada libre

En la antigua casona de Xicoténcatl, fue inaugurada la exposición “Mente en Movimiento” de la artista Irene Zundel. La obra está elaborada con materiales plásticos y textiles multicolores que cambian de forma en una ilusión óptica.

La muestra refuerza la intención del Senado de la República para ofrecer en su anterior espacio, un abanico de manifestaciones artísticas y culturales de todas las regiones de México, así como propuestas internacionales de vanguardia, dijo el senador Ricardo Monreal Avila.

El presidente de la Junta de Coordinación Política, destacó en su participación, el éxito de la obra de Irene Zundel en Europa y Asia. Agregó que ella es una artista que representa la modernidad, como el espíritu de la creatividad y el ingenio.

“Mente en Movimiento” está integrada por 18 piezas creadas con el material plexiglás, tres instalaciones con textiles y dos en madera. En estas obras, la artista juega con el cinetismo (donde las obras parecen tener movimiento propio) y el arte óptico.

Irene Zundel construye sus conceptualizaciones plásticas a partir de un concepto a primera vista esencial, el “movimiento”. Palabra que implica: desplazamientos, trayectos e incluso itinerarios, refiriéndose al camino transitado durante su proceso creativo. A través de pronunciamientos, procesos y diferentes declaraciones estéticas, Zundel también reflexiona sobre los materiales que elige, los cuales logra manipular a extremos casi imposibles.

Irene Zundel es una artista que explora la vida con diferentes tonos y matices.

Irene Zundel es una artista mexicana que desde los años noventa ha tenido gran presencia en  el mundo del arte. En esa época comienza a exponer de manera individual en galerías, casas de cultura y otros espacios en la Ciudad de México y más tarde en la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo en Florencia, Italia. En esta primera etapa artística realiza esculturas en bronce que representan el movimiento, pero también son un reflejo de cómo se sentía la artista en ese momento. Son piezas con mucha melancolía, tristeza y exploración interior, casi la mayoría son monocromáticas en tonos de gris, verde o café.

Irene ha experimentado con diversos materiales a lo largo de su trayectoria, tales  como cera, barro, cerámica, acero, bronce y desde hace dos años con el Plexiglas. Las infinitas posibilidades de este material le han permitido concebir proyectos fascinantes y crear piezas equilibradas, luminosas y coloridas, que mantienen estrechas relaciones con los principios del arte óptico y el arte cinético.

Para el espectador que está de pie ante estas obras, la multiplicidad de colores y luz producen un movimiento virtual. Los variados colores de las piezas con sus sombras y reflejos se trasforman según la posición del espectador.

Irene Zundel es una artista que representa la modernidad, la creatividad y el ingenio y por ello tenerla en las instalaciones de la antigua sede del Senado, abre una posibilidad de disfrutar el arte internacional. La senadora Susana Harp, presidenta de la Comisión de Cultura, destacó la iniciativa de mostrar en un espacio tan emblemático expresiones sensibles y humanas como la cultura, al recorrer la muestra señaló que se sintió identificada con el arte oaxaqueño ya que la muestra de Zundel se encuentra llena de colores.

La mexicana utiliza materiales plásticos, maderas y textiles multicolores que juegan entre sí para crear increíbles espejismos que parecen darle movimiento propio a las obras.

Para lograr este efecto, se basa en la interactividad de los visitantes. Es a partir de nuestros desplazamientos a través del recinto que las piezas se transforman ante nuestros ojos, como si nos encontráramos al interior de un caleidoscopio; demostrando que la artista a perfeccionado la abstracción, la geometría y la iluminación, así como la combinación de materiales, fibras, texturas y colores para crear un arte cinético que transporta al espectador a un mundo de sueños, fantasías y mucho juego.

Comentarios