fbpx
Portada » Actualidad » Industria » ¿Cómo iniciaron las relaciones entre Japón y México?
Industria

¿Cómo iniciaron las relaciones entre Japón y México?

En 1889, México negoció con Japón un Tratado de igualdad y, gracias a él, se permitió que los ciudadanos mexicanos pudieran establecerse, residir y viajar en todo el territorio japonés.

Fue en enero de 1564 cuando Fray Andrés de Urdaneta zarpó con la flota de expedición dirigida por Miguel López de Lagaspi. La misión era encontrar unas islas japonesas ricas en oro y plata, pero con la orden por parte de la Audiencia de México de que en caso de hacerlo, debían tratar amistosamente a sus habitantes, los cuales tenían fama de ser excelentes trabajadores.

En 1567, Lagaspi envió al Rey de España, Felipe IX, un informe que decía que existían grandes islas en Filipinas, mismas que fueron colonizadas, y donde chinos y japoneses llegaban para fomentar su comercio.

El comercio japonés en Filipinas era muy extenso y al regresar, su carga también lo era. Así se inició el primer contacto comercial entre México y Japón.

En 1609, ocurrió un acontecimiento muy importante. Don Rodrigo de Vivero, gobernador de las Filipinas, en su viaje de regreso a México, naufragó frente a las costas de Japón. Los japoneses auxiliaron a los náufragos y les brindaron su hospitalidad. Así, tras una serie de entrevistas entre Vivero y autoridades del gobierno japonés, se hicieron negociaciones sobre intercambio comercial, navegación, cooperación técnica y sobre divulgación de la fe cristiana.

El aislamiento japonés

En 1639, Japón optó por la política de aislamiento nacional, prohibiendo el comercio con el extranjero, excepto con Holanda y China. La única lengua europea vigente fue la holandesa, y en la historia de la medicina se dice que hubo una época en que la curiosidad científica llevó a los médicos de Japón a aprender este idioma para comprender los textos holandeses que tenían. Este hecho marcó de cierta forma los inicios del encuentro con la cultura occidental.

En 1841, un barco japonés fue sorprendido por una tempestad. Durante 120 días flotó a la deriva, hasta que un barco español lo rescató, llevándolo a la península de Baja California. Los japoneses vivieron en territorio mexicano durante siete meses. Fueron alojados en casas particulares y recibieron una cordial atención. Estos hechos, a pesar de las barreras que existían y que limitaban las relaciones, demostraron el deseo que tenían ambos pueblos por conocerse.

Pero, en la era Meiji…

En 1889, México negoció con Japón un Tratado de igualdad y, gracias a él, se permitió que los ciudadanos mexicanos pudieran establecerse, residir y viajar en todo el territorio japonés, además de que se dedicaran al comercio obedeciendo las leyes del país.

Para Japón este fue el primer Tratado de Igualdad concluido con países extranjeros y gracias a él, pudo establecer términos de igualdad en los tratados con otros países. Actualmente, las relaciones entre estas naciones abarcan facetas, tanto en el ámbito político, como en el económico y social.

Comentarios