Portada » Tiempo libre » Deporte » ¡Vamos por la O!
Deporte

¡Vamos por la O!

Julio Cabrera ha participado en el maratón de la CDMX desde 2013, en esta edición va por la última medalla que completa la palabra México

Julio Cabrera es un corredor que ha participado en todas las ediciones del serial conmemorativo de los 50 años de los Juegos Olímpicos de 1968 y este año va por la letra O para completar la palabra México, además de que lleva, con este, 8 maratones completados.

¿Qué motiva a alguien a correr el mismo maratón?, ¿cuáles son las fortalezas de un corredor? Si el maratón de la CDMX del próximo 26 de agosto será el primero que realices, te interesará conocer la historia de Julio, llena de éxito y motivación.

¿Cuándo comenzó tu gusto por correr?

Cuando corrí mi primer carrera de 10k en El Sope.

Yo inicié a correr después de que jugando tochito bandera me fracturé la clavícula, cuando el doctor me dio de alta, me recomendó hacer algún otro deporte que no fuera de contacto en lo que la fractura curaba bien, yo ya había corrido algunas veces en El Sope, pero lo más que había corrido en aquel entonces eran 5 kilómetros. Sí, lo reconozco, yo alguna vez dije que corría maratones de 5k.

En ese entonces desconocía mucho del running y admiraba a la gente que decía haber corrido 5k o más y que los veía recuperados a los 10 minutos, me preguntaba ¿cómo lo hacen? ¿Cómo pueden correr 5k hoy y mañana levantarse como si nada e irse a trabajar? Para mí era imposible de creer, puesto que yo requería más de dos días para reponerme ya que acababa con todo el cuerpo molido y hasta con temperaturas altas, nunca había participado en una carrera, lo que yo corría era sólo por hacer algo de ejercicio y lo hacía sólo los domingos.

Cuando jugaba tochito bandera, conocí a Toño, él era quien me ponía las rutinas de los domingos; después de mucha insistencia de su parte, me inscribí a una carrera de 10k; me cambió las rutinas, eran cada vez más manchadas. Yo le decía “quiero cruzar la meta no ganar la carrera”.

El día de la carrera (la competencia era para 5k y para 10k) me dijo: “Ya estás listo para correr 10k pero si en el kilómetro 5 te cansas, pues te sales y no pasa nada, piensa que te inscribiste a la de 5k”.

Arrancamos todos juntos y revueltos (los de 5k y los de 10k), ya durante la carrera y a mitad del camino estaba la desviación para los que iban a correr 5, pasó por mi mente el tomar esa desviación, irme por lo seguro, pero decidí tomar el riesgo y continué, como al kilómetro de ahí ya me había arrepentido de no haber tomado la desviación, pero ya era demasiado tarde, no me quedaba más que seguir. Todos mis temores empezaron a surgir: ¿Y si me lesiono?, ¿si me caigo?, ¿qué tal que después ya no puedo ni correr?, ¿y si me muero por el esfuerzo? A cada temor y a cada paso yo me iba repitiendo “sí puedo, sí puedo, sí puedo…”, para cuando crucé la meta, me dolían músculos que desconocía que tenía y lloré.

Fue en ese momento de catarsis cuando me liberé de mis temores, de mis dudas, de mis miedos, me sentí liberado, feliz. Lo había logrado, había vencido a mi más grande enemigo, a mí mismo.

Este sentimiento no lo había tenido antes con ningún otro deporte y quedé enganchado. Fue después de esa carrera que en realidad le agarré el gusto y empecé a tomar más en serio esto de correr.

¿Cómo lo convertiste en un hábito?

Después de esa carrera de 10k, el periodo de recuperación fue de más de dos semanas, además de que me dolía todo el cuerpo, me dio una fuerte gripa, pero estaba decidido a no dejarme vencer nuevamente por mis demonios, mis miedos y temores. Me di cuenta que sí podía correr 10k sin morir en el intento y que además los corría en casi una hora. Cuando por fin logré correr debajo de los 60 minutos fue nuevamente súper motivador.

Conocí gente que corría 10k en 50 minutos y yo los admiraba, hasta que un día logré correr 10k en 59:59 minutos. Fue todo un evento para mí, había logrado correr 10k en menos de una hora, ¿te imaginas?

Sin darme cuenta poco a poco empecé a buscar mejorar mis marcas y me di cuenta que con un poquito más de esfuerzo iba a poder lograr mejorar segundo a segundo y empecé a hacer ajustes en mi día a día para poder correr entre semana, aunque fuera uno o dos días y así poco a poco fui mejorando mis tiempos.

Carrera 10 kilómetros 2013

Además, empecé a notar que ya me cansaba menos; que mi recuperación era más rápida; empecé a bajar de peso y la ropa que tenía años que no me ponía me empezó a quedar de nuevo; eso me dio mucha alegría. También noté que cada vez me enfermaba menos y que cuando me enfermaba me reponía más rápido y me empezó a gustar sentirme bien y así fue como se convirtió en un hábito.

¿Qué motivaciones te llevan a correr un maratón?

Para mí es una prueba de resistencia, perseverancia y paciencia. El maratón lo corres un día pero para correrlo debes prepararte y superarte a ti mismo, en lo personal son al menos tres meses los que dedico para preparar un maratón, todo ese tiempo debo superar sueño, flojera, pesadez, en fin, todos los demonios que se van atravesando. En lo personal se ha convertido en una reafirmación de que puedo lograr lo que me proponga en la vida y correr un maratón es sólo la celebración de un cierre de ciclo, haber logrado vencer mis temores y mis demonios.

Maratón CDMX 2013

Por otro lado, es un muy buen pretexto para mantenerme y sentirme sano y fuerte, con la mente despejada.

Otro motivo es que me da la oportunidad de convivir con amigos, visitar lugares que en otras circunstancias no visitaría.

¿Cuántos maratones has completado en tu vida?

CDMX 2013, CDMX 2014, CDMX 2015, CDMX 2016, CDMX2017, Chicago y San Diego. Siete en total y voy por el octavo.

Maratón San Diego

¿Existe hartazgo al correr el mismo maratón o siempre es diferente?

No, hartazgo no, ya que para mí siempre han sido y significado algo distinto, sin embargo, lograr el serial “MEXICO” era un reto y estoy por cumplirlo, por lo que en adelante buscaré correr otros maratones, la verdad es que el Maratón de la CDMX es muy cruel, ya que los últimos kilómetros son de subida y te cobran cara la factura.

Preparándose para llegar a la meta

No sólo debes correr y ya, hay una preparación de meses atrás de un maratón. Prepararte física y emocionalmente para lograr terminarlo. Cambiar tus rutinas. Hacerlo tu prioridad. Julio nos cuenta cómo es su entrenamiento a lo largo de los 7 (casi 8) maratones que ha corrido en su vida.

Carrera ESPN 21k

¿Cuánto tiempo entrenas para un maratón y qué cambios en tu estilo de vida debes hacer?

Yo me mantengo corriendo gran parte del año distancias cortas, tal vez 10k o 15k, por lo que no hago grandes cambios en mi estilo de vida, sin embargo, para el maratón donde mi periodo de entrenamiento es por lo regular de 3 meses (totalmente concentrado en ese evento), las distancias de los fines de semana son más largas y hay que hacer ajustes en la agenda familiar, eso se convierte en algo complicado, más cuando hay compromisos que no se pueden aplazar.

¿Qué es lo más difícil de tu entrenamiento?

Que no todo el mundo entiende el grado de compromiso que implica correr un maratón, debes ser muy disciplinado y no todo el mundo entiende que debes cuidar la dieta, que debes dormir bien, que no puedes excederte en una fiesta. Hay gente que te califica como antisocial y no es cierto, simplemente tienes un compromiso contigo mismo y si fallas, al único que estás engañando es a ti mismo.

                                    Maratón CDMX 2014

¿Cómo vives un maratón?

El maratón son muchos kilómetros de camino, por lo que procuro ir concentrado, mantener el ritmo, auto motivándome, más cuando en los últimos kilómetros se acaban las fuerzas, siempre es padre y motivador encontrar conocidos durante el recorrido, tanto de porra como en la misma carrera. Es un deporte muy mental por lo que trato de no distraerme con pensamientos de dolor o cansancio, cuando veo que alguien necesita una porra lo aliento a seguir.

¿Qué te hace seguir durante un maratón?

Lograr el reto. Te puedo decir que en todos los maratones que he corrido siempre hay un momento en el que he estado a punto de dejarlo; uno lo terminé con las dos piernas engarrotadas; otro con un dolor de ciática que me sacaba lágrimas; otro lo terminé con varios dedos de los pies reventados y sangrando. Pero, cuando cruzo por fin la meta, viene la catarsis al saber que una vez más, a pesar de todo el sufrimiento, lo logré y ese es el momento en el que sabes que eres invencible y que puedes lograr cualquier cosa que te propongas en la vida. Es lo que me hace seguir.

¿Por qué continuar corriendo el maratón de la CDMX?, ¿es buen aliciente correr hasta completar la palabra México?

En lo personal sí fue un reto que me planteé desde el principio: completar la palabra México. También te puedo decir que este año lo cumplo y no sé si lo vuelva a correr, es una ruta muy exigente, por la altura, por la temperatura, por los últimos 10 kilómetros de subida, tal vez busque maratones más sencillos en los que pueda mejorar mi marca.

                                                                         Serial de Medallas del maratón CDMX

¿Cuál ha sido tu mejor experiencia en un maratón?

Han sido muchas, sin embargo, la mejor ha sido el CDMX 2016, cruzar la meta al lado de un amigo. Cerca del kilómetro 36 veo en la baqueta a un amigo (Felipe) que ya no podía mover las piernas, le ayudé con un masaje para quitar los calambres y logré que se pusiera de pie, él me pedía que lo dejara, que para él el maratón ya había terminado, sin embargo logré convencerlo de seguir.

Los últimos kilómetros fueron muy dolorosos para él ya que a cada 5 pasos el dolor del calambre lo imposibilitaba, por lo que cargándolo de un hombro nos fuimos a trote muy ligero y yo le iba repitiendo que sí podía, que no se rajara, al final logramos cruzar juntos la meta, por supuesto me olvidé de mi marca, pero al final me quedó la satisfacción de haber logrado motivar a alguien más a lograr su meta.

                                                                Maratón 2016, cruzando la meta con Felipe

¿Cuál ha sido tu peor experiencia en un maratón?

El maratón es un deporte en el que SÍ te debes preparar físicamente, pero se corre con la mente y si no tienes en orden tus pensamientos, te cobra cara la factura.

Para el maratón de San Diego había hecho la mejor preparación física, me sentía fuerte, ágil, ligero, sin embargo, previo al maratón fueron días de mucho estrés laboral, estuve a punto de cancelar mi ida y/o a punto de perder el trabajo, aunque físicamente me encontraba muy bien, al momento de la carrera no la iba disfrutando ya que iba pensado en las situaciones del trabajo que tenía que resolver; me distraje y empecé a correr muy rápido, pensé que lo estaba haciendo bien. La factura me la cobró desde el kilómetro 32,  literal me dolía caminar, gracias a que a partir del kilómetro 36 la ruta era de bajada, pude completar con un trote ligero, porque me iba doliendo hasta el alma.

¿Qué consejos le darías a alguien que correrá su primer maratón?

Le diría que el maratón es una prueba de resistencia mental, de paciencia y perseverancia, por lo que debe prepararse para:

  • Debes ser perseverante y prepararte para superar el dolor que va a sentir.
  • Sé paciente y prepárate para mantener un ritmo constante por mucho tiempo.
  • Por supuesto que prepararte físicamente es fundamental, un buen entrenamiento previo te va a garantizar acabar bien.
  • Toma líquidos y electrolitos durante la carrera. Se pierden con mucha facilidad y el cuerpo los requiere para seguir, evitan que te den calambres o que sean menos intensos.
  • No experimentes el día de la competencia comiendo cosas que durante tu entrenamiento no comiste (yo he estado a punto de vomitar un par de veces).
  • Protégete contra las rozaduras. He visto gente literalmente sangrando de los pezones o de las axilas y eso duele.

¿Qué consejos le darías a quien quiere comenzar a correr?

Para mí correr ha significado un encuentro conmigo, me ayuda a mantener un estado de paz mental. El consejo que le daría sería ser paciente y perseverante, la recompensa no es inmediata, pero es muy grato y motivador irle ganando segundos a los kilómetros. 

Comentarios

comentarios

Acerca del Autor

Verónica Sánchez

Verónica Sánchez

Periodista y mamá de tiempo completo. Activista en sus tiempos libres y amante de la música.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter