Portada » Finanzas » Finanzas Personales » ¿Qué porcentaje de tus ingresos debes destinarle a tu vivienda?
Finanzas Personales

¿Qué porcentaje de tus ingresos debes destinarle a tu vivienda?

Tener casa propia es un gasto fuerte, además de un crédito hipotecario, hay otros gastos que debes tomar en cuenta.

La compra del lugar en el que vas a vivir implica un gasto fuerte, el cual debería ser meditado con detenimiento, ya que no es cualquier cosa. Lo más probable es que cuando decidas invertir en tu vivienda, tengas que acudir a un crédito hipotecario porque es difícil tener esa cantidad de dinero almacenada. Pero antes de solicitar tu crédito, es necesario que estés enterado de su funcionamiento para que puedas saber cuál es el indicado para ti.

  • Analiza

Es importante saber la cantidad de dinero que estás dispuesto a dar para el enganche y cuánto podrás pagar mensualmente. Al analizar este punto, te será posible calcular cuánto dinero puedes gastar en tu vivienda sin arriesgar tus finanzas.

  • Capital inicial

Hay que considerar el enganche y los gastos extra que se harán. Tendrás que cubrir el enganche con tu propio dinero, ya que el banco no se encarga de esta parte. El enganche es un requisito por parte de los bancos para que puedan otorgarte el crédito. Asimismo, tendrás que invertir en una serie de trámites:

-Comisión por apertura de crédito: puede ser desde 1.75% hasta 2.7%, todo dependerá de la institución.

-Investigación: Relacionada al historial crediticio y tiene un costo aproximado de entre 500 y 800 pesos.

-Gasto notarial: esto incluye el costo de los tramites notariales más la comisión del notario.

-Avalúo comercial: es un requisito que permite hacer un estimado del valor de la propiedad, a través del análisis de sus características como infraestructura, ubicación, acabados y antigüedad.

  • Gasto mensual

Una vez que se establece el gasto inicial, es necesario calcular cuál va a ser el gasto mensual para cubrir la hipoteca. Para lograrlo, se tendrá que calcular la cantidad de la que dispones a fin de mes y qué porcentaje de ella destinarás al crédito.

Primero que nada, tendrás que sumar tus ingresos netos mensuales. Posteriormente tendrás que calcular tus gastos mensuales. De esta forma podrás saber cuánto dinero destinarle a tu crédito. Lo ideal es que sea 20% de tu ingreso neto mensual y el tolerable es 30%. Es recomendable que no pase del 25% en caso de que tengas alguna emergencia.

Es fundamental realizar este análisis antes de comprometerte con un crédito, ya que no es bueno comprometerse con un gasto tan grande porque después podría causarte problemas.

Fuente: Metros Cúbicos

Comentarios