Portada » Consejos y estrategias » ¿Por qué procrastinamos?
Consejos y estrategias

¿Por qué procrastinamos?

Si eres de lo que deja para mañana todos sus pendientes, te conviene leer esta nota.

¿Te ha pasado que tienes algo muy importante qué hacer, pero te distraes con cosas menos importantes? A esto se le llama procrastinación. A continuación te diremos por qué nos pasa esto.

  • Queremos gratificación inmediata

Generalmente, al realizar cualquier actividad o proyecto, queremos ver resultados al segundo de haber comenzado. Sin embargo, es importante saber que esto nunca pasa, hay que ser pacientes y esperar, pero sin dejar las cosas a la mitad o sin siquiera haberlo intentado.

  • Miedo

Hay momentos en los que estamos conscientes que tenemos que empezar esa tarea, pero que no lo hacemos porque inconscientemente tenemos miedo de los resultados o simplemente de que no obtengamos ninguno.

  • Mañana

La palabra mañana es común en el vocabulario del procrastinador, ya que tendemos a creer que “mañana” o en cualquier momento del futuro, vamos a estar en mejores condiciones para realizar esa tarea: “mañana estaré más concentrado”, “mañana tendré más energía y lo haré mejor”. Este tipo de pensamientos se presentan una y otra vez, convirtiéndose en un ciclo interminable.

La procrastinación es un hábito que afecta nuestra vida diaria, por eso, es importante saber detectarlo y eliminarlo.

¿Cómo dejar de procrastinar?

  1. Sigue una rutina. El hecho de que tengamos una rutina hecha, con horarios para trabajo y otros para entretenimiento, permite que disminuya el tiempo que procrastinamos.
  2. El primer paso es importante. Muchas veces le tenemos miedo o rechazamos una tarea, lo importante es ese primer paso, que aligerará la carga.
  3. Aplica la Regla de los Dos Minutos. Esta regla dice que si puedes realizar una tarea en menos de dos minutos, la hagamos en el momento y no la posterguemos. En cambio, si tardas más tiempo, planifica cuándo la vas a hacer.
  4. Aprende a decir no. Muchas veces dejamos las tareas de lado y planeamos salidas sociales, tan sencillos como ir a comer con un amigo. Cuando tienes una tarea, hay que dejar la diversión de lado por ese momento.
  5. Maneja tu energía y no tu tiempo. Esto quiere decir que pienses en cuánto te van a cansar las actividades, si tienes energía, sigas haciéndola. Muchas veces llegamos a hacer una actividad por la noche, cuando ya no tenemos energía.

Comentarios

comentarios

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

¡Suscríbase a nuestro Newsletter!

Te gustaría recibir artículos de la información más puntual Vive tu Empresa en México.