Portada » Actualidad » Empresa » Los 2 aspectos de tu empresa en los que NO debes ahorrar
Empresa

Los 2 aspectos de tu empresa en los que NO debes ahorrar

El ahorro no es solo acumular, sino saber administrar con inteligencia porque poco aporta el ahorro si luego no se hace algo con ese dinero

El ahorro es vital para que pueda existir una buena cultura financiera. Cuando gastamos el dinero sin tomar en cuenta la importancia de este, lo más probable es que tengamos problemas económicos en algún punto de nuestra vida. El ahorro no es solo acumular, sino saber administrar con inteligencia porque poco aporta el ahorro si luego no se hace algo con ese dinero (ya sea invertirlo, utilizarlo en una emergencia o para mejorar nuestro estilo de vida radicalmente).

El asunto es que el ahorro no es importante solamente en las finanzas personales, sino en otros ámbitos, como el profesional. Si tienes una empresa y el ahorro no forma parte de la cultura de la misma, lo más probable es que estés derrochando un montón de dinero mensualmente. Lo más grave es que ese dinero podrías estarlo invirtiendo en algo que pudiera darte dividendos en vez de perderse.

Si bien el ahorro es importante también en las empresas, debe existir un equilibrio para que este funcione bien. Por eso hay algunos aspectos en los cuales es preferible no recortar los gastos, algunos de ellos son los siguientes:

  • Sueldos y salarios

Si tu negocio por alguna razón está pasando por algún mal momento financiero y estás pensando en recortar algunos gastos, los sueldos y salarios no deberían ser uno de ellos por las razones que verás a continuación:

– Para que un negocio funcione se requiere de un equipo de trabajo cohesivo, motivado y productivo. Para que el equipo pueda funcionar de esa manera no se le pueden desmejorar las condiciones a los trabajadores, ya que esto puede generar molestias en los mismos.

– En caso de que los sueldos siempre hayan sido bajos y no haya necesidad de disminuirlos porque están en el mínimo legal y es en uno de los aspectos de tu negocio en los que ahorras, ten en cuenta que mientras menos motivados estén tus empleados, menor será su producción.

Es cierto que el sueldo no es la única manera de motivarles, pero es una parte que influye considerablemente en la satisfacción de los empleados. Piénsalo de esta manera, si no te ocupas de sus necesidades ¿Cómo puedes exigirles que den el 100% en sus respectivas funciones?

– Hace algún tiempo leí acerca de un empleado una máxima que no comparto, pero tiene algo de sentido: “me pagan el sueldo mínimo, así que hago el mínimo de mi esfuerzo”. No es la manera ideal de pensar ya que siempre debemos dar lo mejor de nosotros sin importar las condiciones, pero cuando ofreces un sueldo demasiado bajo en comparación con el mercado la rotación de personal será un problema ya que tus trabajadores estarán siempre buscando un lugar con mejores condiciones económicas.

– Si ofreces un buen paquete de condiciones económicas y laborales a tu equipo de trabajo -sin tratar de reducir costos en ellos, esto de por sí te hará ahorrar dinero en el tema de contrataciones frecuentes, liquidaciones, además de que aumentará el rendimiento de tu negocio.

– En caso de que tus ganancias no estén estables todavía, prefiere usar los servicios de freelancers o contratar empleados por tiempo parcial.

  • Calidad de tu producto o servicio

Si estás empezando un negocio o tratando de reestablecer alguno que no ha estado marchando muy bien últimamente, una de las peores decisiones que puedes tomar es la de disminuir la calidad en tus productos y/o servicios, ya que de esto dependerá gran parte del éxito de tu negocio.

Al disminuir la calidad probablemente perderás clientes, lo que significará acentuar aún más los problemas económicos que en algún momento trataste de disminuir.

Si ofreces algo calidad a un target que tengas bien definido estás por buen camino. Esto es así porque les estarás supliendo una necesidad de manera idónea. Si cuentas con un producto o servicio de excelente calidad pero tienes muy pocos clientes y estás buscando la manera de mantener tu negocio a flote a pesar de todos los problemas, lo más probable es que no estés vendiéndoles a las personas correctas.

Esas personas correctas o también llamados “clientes ideales” son los que ven en tu producto o servicio una solución ideal para alguna o varias de sus necesidades. Por esta razón, no es una buena estrategia disminuir la calidad de algo para bajar costos.

Si al hacer tus cuentas te fijas en que tienes demasiados gastos, es preferible que busques ahorrar en los siguientes aspectos:

– Realiza las compras de insumos estratégicamente: eligiendo los proveedores con mejores precios, así esto signifique que debas pedir presupuesto a decenas de distribuidores. Los artículos de oficina a veces son aspectos en los que solemos derrochar muchas veces sin fijarnos. Aplicando un poco de disciplina en esa área puedes ver la diferencia.

– Adquiere artículos de segunda mano. Si estás empezando tu negocio y necesitas adquirir mobiliario una buena idea es buscar artículos usados que se encuentren en buenas condiciones.

– Utiliza el intercambio como forma de pago para proveedores con los que puedes formar alianzas.

– Investiga y utiliza softwares libres

– Para más ideas de cómo ahorrar, puedes ver este artículo de Gananci que te dará algunos tips que aunque sean domésticos, seguramente habrán varios que puedas aplicar en tu negocio.

Comentarios

comentarios

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter