Portada » Empresa y Entorno » Gobierno » Entrevista con el doctor David Korenfeld Federman, director general de la Comisión Nacional del Agua
Gobierno

Entrevista con el doctor David Korenfeld Federman, director general de la Comisión Nacional del Agua

México es un país con perspectivas y necesidades distintas en torno al agua, cada rincón de nuestro territorio tiene retos hídricos propios, que requieren estrategias puntuales para poder ser superados. Estas condiciones han generado una evolución muy importante en la manera de administrar los recursos hídricos, que inició desde hace casi cien años con la Dirección de Aguas, Tierra y Colonización, a la que le siguieron la Comisión Nacional de Irrigación, la Secretaria de Recursos Hidráulicos, la Secretaria de Agricultura y Recursos Hidráulicos hasta llegar a la Comisión Nacional del Agua, que se crea formalmente el 16 de enero de 1989.


¿Cuándo y cómo surgió la Comisión Nacional del Agua?

México es un país con perspectivas y necesidades distintas en torno al agua, cada rincón de nuestro territorio tiene retos hídricos propios, que requieren estrategias puntuales para poder ser superados. Estas condiciones han generado una evolución muy importante en la manera de administrar los recursos hídricos, que inició desde hace casi cien años con la Dirección de Aguas, Tierra y Colonización, a la que le siguieron la Comisión Nacional de Irrigación, la Secretaria de Recursos Hidráulicos, la Secretaria de Agricultura y Recursos Hidráulicos hasta llegar a la Comisión Nacional del Agua, que se crea formalmente el 16 de enero de 1989. Esta institución nació con una gran responsabilidad: unificar la gestión de los recursos hídricos en sus distintos usos, administrar el sistema financiero del agua y continuar con una sólida tradición constructiva.

¿Es México un país rico o pobre en recursos hídricos?

México es un país con retos muy diversos en torno al agua, y uno de ellos es precisamente la distribución del recurso, ya que tres cuartas partes del territorio concentran únicamente una cuarta parte del agua de todo el país, y la otra cuarta parte del territorio tiene disponibles tres cuartas partes del vital líquido. Lo anterior se debe a dos razones fundamentales, la disponibilidad natural de las cuencas, y la concentración demográfica que demanda agua para todos los usos. Pese a ello, existe una percepción generalizada de que somos un país con mucha agua, sin embargo, ocupamos el lugar número 89 en la lista de países con mayor disponibilidad, ya que la mayor parte de nuestro territorio enfrenta condiciones de estrés hídrico.

¿Cuáles fueron los objetivos de CONAGUA otorgados por Ley?

De acuerdo a la Ley de Aguas Nacionales, la Comisión Nacional del Agua tiene como objetivos: constituirse como la máxima autoridad técnica, normativa y consultiva de la Federación, en materia de gestión integrada de los recursos hídricos, incluyendo la administración, regulación, control y protección de las aguas nacionales y sus bienes públicos inherentes, para lograr su uso sustentable, con la corresponsabilidad de los tres órdenes de gobierno y de la sociedad en general.

En estos 25 años ¿Cuáles considera usted que han sido los más grandes logros y obras de CONAGUA?

Con la creación de la CONAGUA, tuvo lugar una de las reformas más importantes del sector, ya que recién creada, en coordinación con el Congreso de la Unión dieron a México la Ley de Aguas Nacionales en el año de 1992. Este hecho dio como resultado, una nueva forma de administrar las aguas nacionales, considerando al recurso como un elemento estratégico para el desarrollo nacional además se crearon jurídicamente las regiones hidrológico-administrativas como una forma de dividir el territorio nacional para tener un mejor control, explotación, uso y aprovechamiento de nuestros recursos hídricos. Se crearon los consejos de cuenca como una figura que fomenta, impulsa y promueve la participación de los usuarios de las aguas nacionales, permitiendo una sinergia muy importante entre la sociedad y los tres niveles de gobierno. Por otro lado, a lo largo de estos 25 años, la Conagua ha trabajado en conjunto con los 31 estados y el Distrito Federal en materia de agua potable, drenaje y saneamiento, permitiendo que las coberturas en los servicios se incrementen de manera importante, por ejemplo, en agua potable pasamos del 77% al 92%, en drenaje del 61% al 90% y en saneamiento del 12% al 47%. En materia hidroagrícola, también existe un esfuerzo institucional muy importante pues a lo largo de estos 25 años se ha logrado modernizar y tecnificar más del 55% de la superficie cultivable del país. Sin embargo, después de 25 años, era necesario replantear nuevamente las estrategias institucionales de acuerdo a las nuevas necesidades nacionales, por lo que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, anunció desde los primeros meses de su gobierno los 4 ejes sobre los que habría de girar la transformación del sector agua:

  1. Servicios de agua adecuados y asequibles.
  2. Agua para la seguridad alimentaria.
  3. Un manejo responsable y sustentable del agua.
  4. Seguridad hídrica.

Por lo que la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, se ha basado en estos principios fundamentales que han hecho una política hídrica más proactiva y con una visión de largo plazo.

¿Cuáles han sido los logros más importantes que hasta el momento ha realizado la administración del Presidente Peña Nieto?

Se ha programado una inversión sin precedentes históricos en materia de agua, lo que nos permitirá avanzar mucho más rápido en el desarrollo y cumplimiento de los objetivos nacionales del agua, en materia de infraestructura hidráulica por poner algunos ejemplos, hemos iniciado la construcción de la Tercera Línea del Sistema Cutzamala para mejorar el abastecimiento de la Zona Metropolitana del Valle de México, el Sistema Purgatorio para la zona conurbada de Guadalajara y estamos por iniciar el Acueducto Monterrey VI para incrementar el suministro de Monterrey, con estas obras estaremos garantizando el agua potable que requieren las tres principales zonas metropolitanas del país, para su desarrollo en los próximos años. Es el caso también de Ciudad del Carmen y Acapulco, con los recién inaugurados acueductos Chicbul-Ciudad del Carmen y el Lomas de Chapultepec respectivamente, con los que garantizamos el abasto de agua durante los próximos 30 años. Se aceleraron los trabajos del Túnel Emisor Oriente, para que pudieran operar sus primeros diez kilómetros en la temporada de lluvias 2013, lo que ha contribuido en gran medida a disminuir el riesgo de inundación en esta parte de la metrópoli, y el mismo caso con la estructura de control el Macayo, para mitigar inundaciones en Villahermosa, Tabasco y otras poblaciones ribereñas. Se han inaugurado tres presas, “El Yathe” en Hidalgo para incrementar la superficie de riego del distrito número 100 Alfajayucan, “Las Auras” en Baja California para asegurar el suministro de Tecate y la “Alberto Andrés Alvarado Arámburo” en Baja California Sur, para mitigar el riesgo de inundación y recargar el acuífero que abastece al municipio de Comondú, así como al Distrito de Riego 066 Santo Domingo. Además se inauguró la primera etapa del Distrito de Riego 001, Pabellón de Arteaga en Aguascalientes que eventualmente será el primero en el país con el 100% de tecnificación a nivel parcela, y concluimos la construcción del Canal 4 de abril en Baja California, el acueducto El Realito en San Luis Potosí y la planta de tratamiento de mayor capacidad del país en Zapopan, Jalisco. Pero además de la infraestructura, se han realizado acciones fundamentales para la administración de las aguas nacionales, tal es el caso del decreto que firmó el Presidente de la República para la suspensión del libre alumbramiento de las aguas del subsuelo en todo el país, lo que nos permite tener mayor control de las extracciones sobre 10,000 millones de metros cúbicos. En este rubro también destaca la creación de la Comisión Intersecretarial para la Atención de Sequías e Inundaciones, en la que participan 14 dependencias del Gobiernode la República y la creación de los programas nacionales para la mitigación de estos fenómenos hidrometeorológicos, lo que nos permite transitar de estrategias reactivas, hacia otras preventivas mucho más eficaces. Además el Presidente de la República firmó un decreto, para otorgar facilidades administrativas a los usuarios con concesiones vencidas desde 2009, y otro que es el primero en su tipo, para reglamentar toda la cuenca del Lerma, considerando su recarga natural contra las extracciones de la cuenca, lo que nos permitirá lograr un balance y un equilibrio hídrico en la región. También se ha implementado una nueva estrategia en la construcción de plantas de tratamiento en la que no se están construyendo nuevas si no funcionan las que ya están instaladas, y segundo en la que se está privilegiando los proyectos que tengan un uso definido para el agua tratada, lo que nos ayuda a cerrar el ciclo de la gestión integral. Y es importante destacar que el agua es considerada por el Presidente Enrique Peña Nieto, como un recurso de seguridad nacional, por lo que tiene un trato prioritario entre los asuntos de la agenda nacional; incluso el Programa Nacional Hídrico 2014 – 2018 considera nuevos esquemas de planeación estratégica como la oportunidad de revisarlo y evaluarlo cada dos años, con la opción de replantearlo en caso de ser necesario de acuerdo a los resultados obtenidos en cada rubro. De manera que todas estas acciones y obras nos permitirán en el corto, mediano y largo plazo, cambiar el rostro hídrico de México y garantizar que el agua siga siendo como hasta ahora, uno de los principales motores que mueve a México.

¿Y los problemas más graves aún sin resolver?

Como ya lo mencioné por su ubicación geográfica, México es un territorio sumamente vulnerable a los fenómenos hidrometeorológicos, por un lado formamos parte de la franja de los grandes desiertos del mundo y nuestro territorio es árido en su mayor parte, y por otro, somos junto con Australia, los únicos países vulnerables a recibir el embate de ciclones tropicales por dos océanos distintos, que en muchas ocasiones causan daños por inundaciones, pero que todos los años gracias al agua que nos dan con las lluvias que provocan, hacen posible el desarrollo de México. Esta situación es sumamente compleja, por lo que estamos trabajando intensamente en la prevención y mitigación de riesgos, para generar medidas de adaptación ante las nuevas condiciones del clima derivadas del calentamiento global; debemos aprender a vivir y convivir con estos fenómenos pues no podemos evitarlos pero si podemos disminuir los riesgos y efectos negativos que traen consigo. Por ello el pasado mes de mayo, el Presidente de la Republica en presencia del Gabinete de Seguridad, presentó a los gobernadores de los 31 estados y al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, el Compromiso Conjunto para la Sustentabilidad Hídrica, un documento en el que se establecen 10 puntos encaminados a prevenir y mitigar los efectos de los fenómenos hidrometeorológicos en cada entidad adoptando nuevos esquemas de corresponsabilidad con las autoridades locales que nos permitan encontrar mejores soluciones.

La disponibilidad más importante de agua en México ¿Es superficial o subterránea?

En esta pregunta quiero ser muy claro, pues tanto el agua superficial como el agua subterránea son fundamentales para el desarrollo de México, por ejemplo: El agua subterránea es la única fuente en las extensas regiones áridas del país, básicamente en la parte norte. Esta fuente suministra cerca del 52% del volumen que demanda la región, en donde se concentran aproximadamente unos 60 millones de habitantes, dos millones de hectáreas de riego agrícola, que corresponden a la tercera parte de la superficie de riego a nivel nacional, importantes desarrollos industriales y constituyen la principal fuente de abastecimiento de la población rural. Mientras que en la región sureste las aguas superficiales son la principal fuente de abastecimiento de las actividades humanas y productivas. Un dato importante es que del volumen total de agua disponible que tenemos en nuestro país, el 76% es superficial y el 24% es agua subterránea, lo que nos obliga a actuar con responsabilidad en su uso y a impulsar acciones que contribuyan a la sustentabilidad de estas fuentes.

¿Ya se explota el agua de mar para los grandes consumos o faltan todavía algunos años para conseguirlo?

Desde la década de los ochenta se aplica la tecnología de desalinización en México como una alternativa para cubrir la demanda de agua, principalmente en algunas regiones del norte y sur del país. Actualmente contamos con más de 193 plantas desalinizadoras, de las cuales 119 potabilizan agua de mar y las 74 restantes tratan agua del subsuelo con algún grado de salinidad. La planta desalinizadora más grande del país se encuentra en este momento en Los Cabos, en el estado de Baja California Sur, con una capacidad instalada de 200 litros por segundo. Adicionalmente, el Gobierno de la Republica como parte de los compromisos del Presidente Enrique Peña Nieto, construirá dos plantas más, la primera en La Paz, Baja California Sur, que tendrá una capacidad para tratar 200 litros por segundo; y la segunda en Ensenada, Baja California, que una vez concluida tratará 250 litros por segundo, lo que la convertirá en la más grande de México.

¿Tenemos conflictos por el agua con los países vecinos y fronterizos?

No existe ningún tipo de conflicto hídrico con ningún país vecino, por el contario, con todos tenemos una relación muy estrecha de cooperación y entendimiento mutuo. Por ejemplo, con Estados Unidos de América desde hace más de 70 años, tenemos firmado un Tratado Internacional que define los acuerdos del aprovechamiento de las cuencas hidrológicas compartidas. Derivado de este instrumento jurídico tenemos firmadas también varias actas de carácter administrativo, entre las que destaca el Acta 319, que le ha permitido a nuestro país almacenar un determinado volumen de agua en territorio estadounidense, el cual no podíamos aprovechar en esos momentos, debido a los daños ocasionados a la infraestructura de Riego en el estado de Baja California por el sismo del 4 abril de 2010. Lo que representó un gran logro de cooperación ya que de otra manera el agua correría hacia el mar sin ningún uso productivo. Además como parte de las medidas de cooperación conjunta entre México y los Estados Unidos, en esta acta se acordó también la liberación de un “Flujo Pulso” consistente en 130 millones de metros cúbicos de agua, aportados en 50% por México y 50% por Estados Unidos, para mejorar el desarrollo ecológico de 950 hectáreas de hábitat, beneficiando a miles de especies de flora y fauna, permitiéndonos proteger un sitio Ramsar muy importante. Un hecho que constituye un gran ejemplo de cooperación internacional en el manejo de cuencas transfronterizas. En lo que respecta a nuestra frontera sur, se interactúa con autoridades guatemaltecas para atender la problemática hídrica ambiental que afecta a poblaciones de la franja fronteriza; asimismo, se avanza con este país en la suscripción de un acuerdo para desarrollar proyectos ecológicos y de generación de energía hidroeléctrica en el tramo internacional del río Usumacinta. Con Belice, estamos realizando estudios en la cuenca internacional del Río Hondo, para planear y emprender acciones de saneamiento así como protocolos de alerta ante fenómenos hidrometeorológicos, a través del intercambio de información de radares meteorológicos.

¿Qué obras tiene contempladas su administración?

Como ya mencioné, el Presidente Enrique Peña Nieto tiene programada una inversión histórica en materia de agua, con la cual fortaleceremos nuestras capacidades técnicas y detonaremos el desarrollo hídrico del país, a través de grandes y pequeñas obras de infraestructura, porque en materia de agua, todas son igual de importantes ya que todas inciden directamente en la calidad de vida de millones de beneficiarios. En materia de agua potable además de las obras que impulsamos en todo el país a través de nuestros programas federalizados destacan: El Acueducto Monterrey VI, El Sistema Purgatorio en Jalisco, La Tercera Línea del Sistema Cutzamala, El Acueducto Guadalupe Victoria en el estado de Tamaulipas, el Sistema de Abastecimiento Ixtapa-Zihuatanejo, en Guerrero las plantas desalinizadoras de La Paz en Baja California Sur, Ensenada en Baja California y Cozumel en Quintana Roo, entre muchas otras. En el rubro de drenaje tenemos también importantes obras, como la construcción de 6 macro túneles que mejorarán sustancialmente el drenaje de la Ciudad de México y del área metropolitana, además de otras tantas a lo largo del país como la rehabilitación del Colector Centro Norte en la ciudad de Puerto Vallarta, la construcción de dos drenes pluviales en Tamaulipas, y la rehabilitación del drenaje pluvial en Saltillo, Coahuila. Respecto al tratamiento, continuamos con la construcción de la Planta de Tratamiento de Atotonilco en el estado de Hidalgo, y construiremos otras en La Paz, Baja California Sur, Poza Rica, Veracruz y Bahía de Banderas en el estado Nayarit por mencionar algunas. En el rubro hidroagrícola, destacan grandes proyectos como el canal 4 de Abril en Baja California, el Canal Centenario en Nayarit, la presa Santa Maria en Sinaloa, y un sin número de obras de modernización en los 85 distritos de riego y las más de 39 mil unidades de riego que tenemos a lo largo del territorio. Y por último, para mitigar los riesgos de inundaciones a poblaciones y áreas productivas del país, estamos realizando diferentes obras y acciones como el Proyecto Hidrológico para Proteger a la Población y Aprovechar mejor el agua (PROHTAB) en el estado de Tabasco y obras en todo el país, pero especialmente en los estados de mayor vulnerabilidad como Guerrero, Tamaulipas y Veracruz.

En general ¿Cuáles son los planes más importantes de su administración y qué porcentaje de ellos  calcula usted que se podrán cumplir?

Todas nuestras metas y objetivos se encuentran en el Programa Nacional Hídrico 2014-2018, el cual es transversal y se encuentra alineado con los 5 ejes del Plan Nacional de Desarrollo y el Programa Nacional de Infraestructura y es el resultado de un importante ejercicio democrático en el que participaron todos los sectores del agua en México, profesionales, expertos y usuarios en general. No se trata de un plan de trabajo exclusivo de la CONAGUA, sino de todo el sector agua, por lo que incluye la participación de otras dependencias, a través de grupos interdisciplinarios que permitirán sentar las bases y avanzar hacia un cambio estructural por medio de mecanismos y procedimientos conjuntos entre las dependencias, entidades, organismos e instituciones que integran el sector. De manera que para 2018 habremos mejorado y fortalecido las condiciones de gobernabilidad y gobernanza de los recursos hídricos con mejores instituciones y mayor corresponsabilidad de los actores políticos y sociales. En materia de agua potable, incorporaremos durante el sexenio a 8 millones de nuevos usuarios, con lo que alcanzaremos una cobertura del 94%. En materia de drenaje, más de 8 millones de habitantes serán incorporados al servicio para alcanzar una cobertura del 93%. Además incrementaremos nuestra capacidad de tratamiento para alcanzar un 63% de cobertura. Al término del sexenio habremos beneficiado a casi 3 millones de hectáreas con trabajos de modernización, tecnificación e incorporación al riego. Y para contrarrestar los efectos de los fenómenos hidrometeorológicos, construiremos diversas estructuras de control y protección marginal, y realizaremos trabajos de desazolve en los principales cuerpos de agua del país. Finalmente, habremos dado pasos muy importantes también en el posicionamiento global de México en materia de cooperación internacional para el intercambio de experiencias que nos permitan mejorar nuestros modelos de gestión del agua.

¿Algo que quisiera añadir?

Si claro, quiero agregar algo muy importante recordando que estamos a la mitad de la temporada ciclónica, la cual inició el 15 de mayo por el Océano Pacifico y el primero de junio por el Atlántico y en ambos casos se extiende hasta el 30 de noviembre, por lo que no debemos bajar la guardia, debido a que seguiremos bajo la influencia de diversos ciclones tropicales que traen consigo humedad y lluvias que pueden llegar a ser extraordinarias. Quiero resaltar que esta temporada ha sido muy activa por el Océano Pacífico, hasta el 20 agosto 13 sistemas han alcanzado la categoría de Tormenta Tropical cuando el promedio a estas alturas del año es de 9, es decir que 2014 está 33% por encima de la media. De los 13 sistemas formados 6 han alcanzado la categoría de huracán de los cuales 4 han alcanzado la categoría 3 o mayor. En el Océano Atlántico las condiciones han sido más tranquilas, sin embargo debemos estar atentos pues todavía faltan algunos meses de esta temporada de ciclones y en cualquier momento puede surgir algún sistema que represente algún tipo de riesgo para nuestro país. Por ello la CONAGUA, mantiene vigilancia y monitoreo permanentes del clima y de los niveles de ríos y presas y en el momento en que se detecta una perturbación, se emite una alerta meteorológica de clima severo, que acciona al Sistema Nacional de Protección Civil para que arranquen sus protocolos de emergencia. Es muy importante que todas las dependencias de los 3 niveles de gobierno, y la población en general, atendamos de manera estricta la alerta, por el tiempo que dure, hasta que cambien las condiciones y sea retirada, y en este punto, quiero pedir el apoyo de ustedes los medios de comunicación, para que coadyuven a concientizar a toda la población de que las alertas meteorológicas se emiten cuando hay un riesgo, tal vez no ocurra ningún daño, pero indica que hay un peligro y por ello deben ser siempre atendidas con responsabilidad. No debemos confiarnos, recordemos que un ciclón no necesita ser huracán ni penetrar al territorio nacional para ocasionar daños, por lo que la mitigación y prevención son nuestros mejores mecanismos y estrategias.

Comentarios

comentarios

Acerca del Autor

Medios de Alto Nivel

Medios de Alto Nivel

Medios de Alto Nivel es empresa líder en la publicación de suplementos especializados, en cuyas páginas se abordan temas actuales, con el respaldo de expertos que dan mayor fuerza editorial y la garantía de una información confiable y de calidad.

Agregar Comentario

Clic aquí para comentar

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

¡Suscríbase a nuestro Newsletter!

Te gustaría recibir artículos de la información más puntual Vive tu Empresa en México.