Portada » Actualidad » Responsabilidad Social » Conoce el trabajo emocional
Responsabilidad Social

Conoce el trabajo emocional

Aprende qué es y cómo deben gestionarlo las empresas responsables

A pesar de los distintos estudios sobre el tema, no existe una definición generalizada para el término, ni uniformidad en lo relativo a sus implicaciones. Sin embargo bien vale la pena familiarizarnos con él para explorar el tema desde nuestro caso particular y el de nuestras organizaciones.

“Se refiere a la expectativa de que un trabajador debe manipular sus sentimientos o la apariencia de sus sentimientos para satisfacer los requerimientos percibidos de su puesto”.

Así lo explica Rose Hackman en un artículo publicado por The Guardian.

El trabajo emocional parece entonces íntimamente ligado a la actitud que se espera de un colaborador en su día a día; entendiendo que sus emociones pueden influir de manera positiva o negativa en la experiencia de sus compañeros de trabajo e incluso en la de sus clientes.

Un ejemplo la labor que realiza la tripulación de un avión en vuelos comerciales. Ellos deben atender las necesidades de los pasajeros, que no siempre son amables y que a menudo presentan situaciones de crisis. Mismo que los trabajadores de restaurantes y bares cuyas ganancias dependen con frecuencia de las propinas de sus clientes y por consecuencia de cómo los hacen sentir.

Pero el trabajo emocional no se limita a los empleos vinculados al servicio. En declaraciones retomadas por la revista Harpers Bazaar, la Dra. Michele Ramsey, Profesora Asociada de Artes y Ciencias de la Comunicación en Penn State Berks, explicó que el trabajo emocional a menudo se combina con la resolución de problemas. Es decir, la capacidad de una persona para mantener la calma en una situación de crisis y sortear los obstáculos que se le presenten a lo largo del camino.

Ashforth y Humphrey, por su parte proponen como definición la acción de expresar la emoción apropiada, entendiendo por ello la que prescriben las normas de expresión. Es decir, se trata de la capacidad de adoptar una actitud agradable a otras personas para incluir en su experiencia, independientemente de las emociones internas.

La responsabilidad de las empresas en el trabajo emocional

La sobrecarga de trabajo emocional puede desencadenar problemas de productividad y pone a tus colaboradores en riesgo de sufrir síndrome de Burnout y otras enfermedades laborales. Las empresas responsables reconocen que tienen un papel fundamental en el bienestar de sus colaboradores y que cuidar el talento humano con el que cuentan es rentable. Así que es posible que quieras tomar las tiendas de esta situación antes de que se salga de control.

Sin importar la industria en la que se desarrolle tu organización, es cierto que tus colaboradores mantienen una carga de trabajo emocional. Es probable que a menudo esta se encuentre sesgada por género y es casi seguro que tu compañía no haya tomado aún medidas para identificarlo. No te preocupes, nunca es tarde.

Observa dónde se encuentra la mayor carga emocional en el trabajo diario. Identifica a los elementos que mantienen la armonía del equipo, quienes tratan directamente con tus grupos de interés y quienes voluntariamente realizan el llamado housework Office. Todos estos elementos están en riesgo de tener sobrecarga de trabajo emocional.

Una vez que los hayas identificado, asegúrate de que estos elementos se sientan valorados. Reconoce su trabajo y establece un compromiso para reducir su carga; especialmente la vinculada con el housework office.

Información de ExpokNews

Comentarios

comentarios

Acerca del Autor

Verónica Sánchez

Verónica Sánchez

Periodista y mamá de tiempo completo. Activista en sus tiempos libres y amante de la música.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

¡Suscríbase a nuestro Newsletter!

Te gustaría recibir artículos de la información más puntual Vive tu Empresa en México.