Portada » Consejos y estrategias » Opinión » Ser competitivo para competir mejor
Opinión

Ser competitivo para competir mejor

Carlos Ruiz nos da los mejores consejos para sobrevivir en un mundo empresarial cada vez más competitivo.

Algunas ideas a considerar sobre competitividad:

Mentalidad de ganador, actitud ganadora

Es el primer paso. Los que ganan las preseas tienen esa mentalidad ganadora. De hecho, se sabe que todos los atletas se “visualizan” en el momento del triunfo. Pelé se visualizaba anotando el gol, Michael Jordan encestando y Schumacher recibiendo el trofeo de la Fórmula Uno. Esa mentalidad de ganador, siempre asociada a la visualización del momento del triunfo, es un atributo de quienes ganan.

Capacidad interna

Es la materia prima. Una persona que no sabe nadar, queda excluida de las pruebas de natación. Si mi estatura es de 1.50 metros, no tengo la capacidad para estar en un equipo de básquetbol. Si bien hay capacidades que pueden ser adquiridas, muchas son imposibles de obtener para algunos.

Capacidad externa

El factor fundamental en esta categoría es el entorno. Las facilidades o dificultades a enfrentar que influyen en el fortalecimiento del carácter y hacen que las personas adquieran la virtud de la disciplina y se acostumbren a enfrentar condiciones adversas.

Y así como sucede en las empresas, donde cierta educación oficial minimiza la labor creadora de los emprendedores y hasta crea una especie de clima adverso, a veces la falta de educación deportiva, seria y constante desde muy temprana edad, hace que no tengamos materia prima de competencia internacional. Muchos países que han emprendido exitosamente proyectos para obtener medallas olímpicas nos dan un ejemplo de lo que hace un buen ambiente, con facilidades, con verdadera educación deportiva, con competencias y espíritu de ganadores.

Capacidad de innovación

Muchas veces no se contará con todos los recursos necesarios para lograr esos objetivos. Es momento de innovar, de utilizar distintos medios, de salirse de los modelos establecidos. Uno de los ejemplos más ilustrativos y más mencionados, hablando de las olimpiadas, es el salto de altura. Hasta 1968, todos los que lo practicaban saltaban con la parte anterior del cuerpo en dirección hacia el suelo. Después, un saltarín estadounidense, Richard Fosbury, comenzó a saltar con la espalda hacia el suelo. Cambió el paradigma de los saltos de altura de una forma innovadora. En el deporte y en las empresas, muchas veces la innovación permite circunnavegar dificultades que parecían insuperables.

Diagnóstico de la situación; formulación y ejecución de la estrategia

Entendidas y conocidas estas ideas, no queda más que volver al camino de quien quiere lograr objetivos difíciles: elaborar un diagnóstico de la situación; delimitar un objetivo, incluyendo capacidades y limitaciones; establecer un proyecto ambicioso, audaz y llevarlo a cabo. Lo hizo CEMEX en 1982 cuando decidió ser una de las empresas grandes a nivel mundial (como triunfador global, como en los Juegos Olímpicos). En el deporte nacional, lo hicieron los andarines mexicanos, después de que el Sargento Pedraza ganara la medalla de plata en caminata en 1968 y desarrollara un proyecto, la llamada Escuela Mexicana de Marcha, que dio varias medallas a este país.

La competitividad que vemos en las transmisiones televisivas debería ayudarnos a entender la competitividad en nuestras empresas. Existen muchos paralelismos, muchas similitudes e historias de éxito y de fracaso que nos permiten aprender que hay que ser competitivo para competir mejor.

Comentarios

comentarios

Acerca del Autor

Carlos Ruiz

Carlos Ruiz

El autor es Profesor-Director del Área de Política de Empresa (Estrategia y Dirección) en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE) y Director de programas In-Company en la misma institución.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

¡Suscríbase a nuestro Newsletter!

Te gustaría recibir artículos de la información más puntual Vive tu Empresa en México.