Portada » Consejos y estrategias » Claves de una entrevista laboral efectiva
Consejos y estrategias

Claves de una entrevista laboral efectiva

Al evaluar a un candidato para sumarse a tu equipo, analiza aspectos como el lenguaje verbal, corporal y sensorial.

Por Aline Valdez | Soy Entrepreneur

Iniciar una empresa o asegurar su crecimiento exige no sólo contar con un plan de negocios sustentado en proyecciones financieras, también se requiere de una estrategia de capital humano acorde a las necesidades del negocio. Por eso, la correcta selección de colaboradores representa un punto fundamental para evitar una alta rotación, incrementar la productividad de la organización entera y, en consecuencia, hacer exitosa a una compañía.

Para empezar, la forma de seleccionar personal ha cambiado y los elementos para calificar a un candidato ya no se centran solamente en su experiencia profesional, aunque sigue siendo un elemento clave. Hoy, los expertos en Recursos Humanos identifican tres lenguajes a considerar en una entrevista de trabajo y que debes tomar en cuenta para elegir al próximo miembro de tu equipo:

Lenguaje verbal: qué dice esa persona de su trayectoria y en su CV.
Lenguaje corporal: lo que su vestimenta y su postura física dicen del candidato.
Lenguaje sensorial: qué sensación te provoca esa persona; te “late” su forma de ser o te provoca desconfianza; qué te dice tu instinto.

“Como reclutador, comienza por elaborar una lista con los elementos más importantes que el individuo a contratar debe tener (agilidad con las cuentas, extrovertido, buen físico, que sepa cocinar, etc.), así como los criterios de los tres lenguajes que deberá cubrir, pues cada uno tiene su propio peso”, explica Roberto Debayle, coach en la búsqueda de trabajo y desarrollo profesional.

El especialista señala que para evaluar la experiencia técnica lo mejor es el lenguaje verbal. Mientras que para saber cómo responde el candidato ante una situación incómoda –por ejemplo, cuando se le pregunta las razones de su despido, defectos o fracasos–, el lenguaje sensorial es ideal para validar la honestidad de las palabras.

Por su parte, el lenguaje corporal ayuda a determinar cómo sería esa persona en labor de venta o trato con clientes, ya que se puede evaluar si su cuerpo denota apertura o confianza, y no arrogancia en sí misma. Para ello, aquí tienes que analizar cómo se mueve, cuál es la posición de los brazos y piernas, el tono de voz y la correcta dicción.

Sin embargo, “el reclutador debe hacer una evaluación integral: sí, lo que la persona nos provoca tiene un gran peso, pero hay que ser objetivos en cuanto a lo que realmente se necesita cubrir con un candidato y de ahí descartar o sumar elementos a considerar, como la imagen, por ejemplo”, asegura Angélica de la Vega, vocera de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (Amech) y gerente de Relaciones Públicas de Addeco.

¿Un gran escritor… y actor?

Un CV puede decir maravillas de la experiencia de alguien, aunque también existe la posibilidad de que esa información sea falsa. Imagina que el candidato puede llegar y sostener dichas mentiras con una agilidad que incluso te impresione. Para confirmar que está diciendo la verdad, no te quedes sólo en el nivel de las palabras: observa sus movimientos corporales y pon atención en la imagen sensorial.

“Esto de la imagen sensorial son las sensaciones que el candidato despierta en el reclutador. No es una corriente como tal, pero es algo que se está usando mucho a la hora de elegir personal y se trata de analizar lo que la gente proyecta emocionalmente: si es honesta o deshonesta, si es colaborativa o si es una persona tímida que no le gusta trabajar en equipo”, afirma Debayle.

Ahora bien, ¿cómo confirmar la sinceridad del aspirante? Más allá de la sensación que alguien te provoca y en la que tu instinto juega un papel preponderante, hay elementos corporales que te pueden ayudar a identificar las cualidades de una persona. ¿Cómo está vestido? ¿Cómo está sentado? ¿Te ve a los ojos? ¿Cruza los brazos y las piernas? Existen rasgos en el lenguaje corporal que reflejan el profesionalismo de un sujeto, así como su autoestima y la seguridad en su trabajo y en sí mismo.

Para Debayle, “la gente que exagera su gesticulación y movimientos sugiere que es gente insegura y, por ende, esconde cierta arrogancia o protagonismo para disfrazar esa inseguridad. Los brazos y las piernas, por ejemplo, no deben estar cruzados, porque eso denota desconfianza y poca apertura. La sonrisa sugiere que es una persona sincera y honesta, igual que tener un contacto visual constante sin que llegue a ser fijo, sólo que demuestre que está escuchando”.

Dado que nuestro ángulo de visión es de 180° (como de media esfera) se puede ver a la persona a los ojos. También es importante atender la respiración; hay que estar atento y consciente de la respiración del entrevistado, para identificar si hay variaciones o no en ella, ya que ésta debe ser constante y continua, ni rápida ni lenta. Recuerda que alguien que respira con un ritmo determinado está en armonía consigo mismo.

Otros puntos clave son la cara y los gestos que hace el aspirante. Todo él es un conjunto de elementos y es fundamental saber leer cada uno de ellos: currículum vítae, vestimenta, movimientos corporales y faciales, y el tono de voz, que debe tener cierto volumen, ritmo y una articulación perfecta de las palabras.

Conoce las otras claves dando click aquí.

Comentarios

comentarios

Acerca del Autor

Medios de Alto Nivel

Medios de Alto Nivel

Medios de Alto Nivel es empresa líder en la publicación de suplementos especializados, en cuyas páginas se abordan temas actuales, con el respaldo de expertos que dan mayor fuerza editorial y la garantía de una información confiable y de calidad.

Agregar Comentario

Clic aquí para comentar

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

¡Suscríbase a nuestro Newsletter!

Te gustaría recibir artículos de la información más puntual Vive tu Empresa en México.