Portada » Empresa y Entorno » Seguros y Fianzas » Asegurando el futuro de tus hijos
Seguros y Fianzas

Asegurando el futuro de tus hijos

En México tan sólo cuatro de 100 jóvenes que entran a primaria, acaban la universidad. La educación es la herramienta que le permitirá abrir puertas a tus hijos, por eso es importante que consideres este tema desde que son pequeños. Una de las mejores opciones es un seguro educativo o educacional.

En México tan sólo cuatro de 100 jóvenes que entran a primaria, acaban la universidad. La educación es la herramienta que le permitirá abrir puertas a tus hijos, por eso es importante que consideres este tema desde que son pequeños. Una de las mejores opciones es un seguro educativo o educacional.

Las universidades privadas tienen cuotas anuales que oscilan entre 90 mil y 115 mil pesos, resultando en pagos mensuales de entre ocho mil y 12 mil pesos, para poder pagar dichas cuotas, muchas veces es necesario ahorrar, pero un seguro educativo tiene diversas ventajas sobre un ahorro individual:

  • No pierde el valor adquisitivo
  • El dinero está asegurado aún cuando la persona que lo contrató no pueda seguir pagándolo por enfermedad, discapacidad o fallecimiento.

La manera en la que funciona este seguro es que el padre o interesado contrata el servicio y da una prima de forma mensual, trimestral, semestral o anual, el dinero se queda en la cuenta de ahorro hasta que en un momento determinado, que puede ser por edad o momento académico, en el cual se le entrega al beneficiado.

Aunque este seguro está dirigido principalmente para los padres de los niños que van a estudiar, es importante mencionar que también se puede contratar para un sobrino, nieto o alguien más.

Un seguro educativo implica más que un simple ahorro, en realidad se compone de tres elementos:

  1. Ahorro

Es la cantidad fija que pagarás mensual, trimestral, semestral o anualmente y que después de un determinado tiempo, se entregará la suma total a tu hijo o beneficiado. Normalmente es en el momento que se ingresa a la universidad, para que así pueda pagar las cuotas.

  1. Seguro

Este punto es importante y lo que lo diferencia de un ahorro. Cubre el riesgo de enfermedad, invalidez o fallecimiento de la persona que contrató el servicio. Lo que quiere decir, es que, a pesar de cualquier inconveniente que te impida seguir pagando el seguro, al final del plazo, se le entregará el dinero al beneficiado.

  1. Inversión

Se refiere a que el dinero que se ha ido aportando al ahorro, va a crecer ya que se invertirá de manera segura, acumulando así una cantidad que hará que el poder adquisitivo no se pierda.

Si al final del plazo de ahorro, el niño decide no seguir sus estudios de educación superior, el dinero se le entrega, para que así pueda hacer lo que considere mejor, como empezar un negocio o hacer una inversión.

Cada compañía de seguros maneja distintos planes y seguros, todos buscando como objetivo que el menor logre estudiar la universidad. Una vez que sabes cómo funciona este tipo de seguros, puedes comparar para así escoger la mejor opción.

Nunca es muy pronto para pensar en el futuro de tus hijos, no dejes su educación en el aire. Contrata un seguro educativo y dale a tu hijo la mejor herramienta posible.

Con información de AMIS

Comentarios

comentarios

Acerca del Autor

Medios de Alto Nivel

Medios de Alto Nivel

Medios de Alto Nivel es empresa líder en la publicación de suplementos especializados, en cuyas páginas se abordan temas actuales, con el respaldo de expertos que dan mayor fuerza editorial y la garantía de una información confiable y de calidad.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

¡Suscríbase a nuestro Newsletter!

Te gustaría recibir artículos de la información más puntual Vive tu Empresa en México.