Portada » Consejos y estrategias » Emprendedor » 5 trampas que debes vencer en tu camino al éxito
Emprendedor

5 trampas que debes vencer en tu camino al éxito

Existen demasiados obstáculos reales como para que pierdas el tiempo con los nudos mentales que te haces tú mismo.

Hay momentos en que nuestra percepción de la realidad está distorsionada. Nuestras creencias y la forma en que procesamos las situaciones pueden llevarnos a tener ideas sesgadas. Nos volvemos propensos a cometer errores y a juzgarnos mal a nosotros mismos y a los demás.

Estas trampas mentales pueden ser patrones de pensamientos tóxicos o sesgos cognitivos que deforman nuestro punto de vista y pensamiento. Nuestra capacidad de triunfar puede verse frustrada fácilmente por estas formas de pensar alteradas. Domar estos errores de pensamiento interno te permitirán tomar control de tu vida y aumentar tu capacidad para triunfar.

1. Creencias autolimitantes

Nada limita tu potencial y tu capacidad de tener éxito tanto como la duda y otras creencias limitantes. Te dices a ti mismo que no puedes o no debes hacer las cosas. Estas creencias autolimitantes te descarrilarán y te convencerán de que no tienes lo necesario para tener éxito.

2. Obsesión con el perfeccionismo

La superación personal y el deseo de ser la mejor versión de ti mismo pueden ser es algo bueno: puede motivarte a continuar aprendiendo y creciendo. Pero también debes aceptar que no eres perfecto. De hecho, nadie lo es; eso es parte de ser humano. Si estás obsesionado con el perfeccionismo, o si no puedes contentarte a menos que cada detalle sea perfecto, estás permitiendo que el perfeccionismo te frene.

3. Miedo al cambio

El viejo adagio que dice “Si no está roto, no lo arregles” es un reflejo directo de nuestro miedo al cambio. Incluso si no es evidente en la superficie, muchos de nosotros sentimos que es más seguro y más fácil mantener las cosas iguales. Después de todo, si funciona, ¿por qué meterse con eso? Sin embargo, el cambio es inevitable, nos guste o no. El éxito proviene de la innovación y la resolución creativa de problemas, lo cual es un reflejo de nuestra capacidad de aceptar el cambio y fomentar el crecimiento.

4. Pensar que eres un fraude

No importa cuánto logremos, cuán exitosos seamos o cuánto nos admiren los demás, muchos de nosotros sufriremos de una creencia arraigada de que realmente somos un fraude. Nos sentimos como actores, representando un papel que realmente no cumplimos.

Este patrón de pensamiento se llama síndrome de impostor y se da cuando dudas de la validez de tus propios logros y te da miedo de ser expuesto como un fraude.

5. Saltar a conclusiones

¿Alguna vez analizaste mal a una persona, creyendo lo peor de ella pero al final resultó que te equivocaste? ¿Alguna vez ha juzgado mal o malinterpretado una situación basada en tu propia percepción?

Esto es lo que sucede cuando hacemos suposiciones y sacamos conclusiones sin tener toda la información. Lo más inteligente es permanecer objetivo y reunir toda la información y los detalles antes de tomar una decisión. Pero muchas veces hacemos presunciones o generalizamos una situación porque no podemos distinguir entre lo que observamos y lo que inferimos.

Fuente: Entrepreneur

Comentarios

comentarios

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter