Portada » Recursos y Herramientas » Recursos Humanos » 4 claves del lenguaje corporal para sobresalir en una entrevista
Recursos Humanos

4 claves del lenguaje corporal para sobresalir en una entrevista

En la comunicación, tan importante es lo que se dice como lo que no se dice.

En la comunicación, tan importante es lo que se dice como lo que No se dice. ¿De que manera influye nuestra forma de actuar y el lenguaje corporal?

El lenguaje corporal es muy importante para el entrevistador, puesto que conoce sobre el tema y espera respuestas adecuadas tanto verbales como corporales (y muchos de ellos dan ligeramente mayor peso a lo No verbal).

LA MIRADA

Bien dicen que los ojos son la ventana del alma. ¿No les ha pasado que cuando alguien está hablando con ustedes y los mira fijamente, irradian tanta seguridad que a veces se intimidan?

Lo mismo pasa con el entrevistador. Si evades su mirada al tratar de responder, constantemente estás poniendo atención a otros detalles por el simple nervio inevitable, denotarás esa inquietud y tensión que estás experimentando.
La recomendación es tratar de controlar tus ojos, dejando entrever que eres una persona respetuosa, firme, segura, pero sobre todo, sincera.

GESTICULACIÓN DE LAS MANOS

Uno de los aspectos más difícil de controlar. Es completamente normal que al encontrarnos hablando, apoyemos nuestras explicaciones con las manos, pero OJO, nunca debe ser excesivo.

El movimiento brusco y desmedido puede que llegue a distraer al reclutador, incluso llegando a causar cierto nerviosismo en él. Lo mejor es mantenerlas equilibradas a nuestra conversación, de manera que sirvan como apoyo y fortaleza a nuestras palabras.

En este punto igualmente podemos abordar la manera en que saludamos al entrevistador. Recuerda que la primera impresión es básica, por lo que el saludo debe ser seguro, con energía y decisión.

Evita estar tocando constantemente a la otra persona, recuerda que hay personas que les molesta, por lo que tus movimientos deben ser sutiles y medidos. ¡Ah! Y  nunca tener las manos dentro de los bolsillos o cruzados de brazos, denota indiferencia, prepotencia y poca educación.

POSTURA CORPORAL

La forma en que te sientas habla mucho de tus sentimientos en ese momento, por ejemplo, si te apoyas demasiado atrás puede que el reclutador lo perciba como una falta de interés; ahora que si lo haces muy adelante, demuestras nerviosismo e intranquilidad.

Debes adquirir una postura donde te sientas cómodo, repartiendo equitativamente el peso de tu cuerpo para evitar el cansancio durante la entrevista. No olvides que si  te mueves constantemente, estarás expresando a gritos aburrimiento o desinterés, es como decir: “tengo prisa por irme.”

SONRISAS

Además de que expresarás que eres una persona agradable y amigable, puede ser un excelente canal de comunicación. En este punto también debemos evitar la exageración, ya que si lo haces frecuentemente puede convertirse en una especie de mueca, dando la impresión de que es vacía o fingida.
Ahora ya lo saben amigos, comiencen por analizar lo que dicen (y sobre todo cómo lo dicen) porque lo anterior no sólo aplica frente a reclutadores, también como una actitud ante la vida. Conózcanse a sí mismos y así estarán un paso más adelante de su crecimiento profesional, ya sea por un nuevo empleo, un ascenso o el emprendimiento de un negocio propio.

Adicional, te recomendamos prepararte mejor en habilidades y conocimientos, certifícalos con diplomas, constancias y úsalos como valor curricular, recuerda que teniendo las Habilidades Correctas tienes 80% mayor probabilidad de hacer un buen match con respecto al empleo que estás buscando frente a esa entrevista.

Comentarios

comentarios

Acerca del Autor

Verónica Sánchez

Verónica Sánchez

Periodista y mamá de tiempo completo. Activista en sus tiempos libres y amante de la música.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

¡Suscríbase a nuestro Newsletter!

Te gustaría recibir artículos de la información más puntual Vive tu Empresa en México.